Objetivos del Congreso y los 5OH

Congreso CESYC 2017

TheLos objetivos del Congreso CESyC 2017 son los siguientes:

Objetivo General

Reconocer las representaciones sociales e imaginarios socioculturales de nuestros ejes regionales vinculados con los 5 Objetivos Históricos (5OH) como líneas de acción sociopolítica y sociocultural.

Objetivos específicos

  1. Valorar los saberes y perspectivas de los ciudadanos en materia de soberanía, felicidad, potencia país, justicia y paz y Madre Tierra.

  2. Reconocer el potencial de las representaciones sociales desde los diversos ejes regionales donde la UBV (docentes y estudiantes) nos encontramos y hacemos vida entre las comunidades.

  3. Producir informes, artículos científicos y trabajos colectivos que den cuenta al potencial observado por regiones y a nivel nacional a partir de la metodología teoría fundamentada.

  4. Proponer el uso del nuevo conocimiento alcanzado por los investigadores comprometidos que den cuenta a la revolución cultural como pueblo libertario, aún pendiente en el proceso bolivariano en el marco de la situación histórica actual

  5. Desarrollar investigaciones colectivas que nos permita visibilizar los saberes y prácticas de nuestra venezolanidad, así como estados de arte que nutran el cómo de los 5OH.

¿Por qué el tema/problema los 5 objetivos de la Patria?

Se trata de problematizar (desde el enfoque del Paradigma Socio-crítico que observa la realidad en todos sus aspectos desde los saberes y discursos) a partir de los 5 Objetivos, donde podemos enfocarnos más en la posibilidades y nuestros potenciales que en las dificultades y debilidades que tenemos y que se acumulan cuando perdemos de vista el horizonte por llegar o peor aún cuando se niegan, se invisibiliza o se ocultan en el discurso político correcto.

Necesario es recordar que el líder latinoamericano Hugo Chavez Frías propuso en su programa de Gobierno en el 2012,  los 5 Objetivos históricos como líneas de acción del Plan de la Patria. Hasta ahora se viene aplicando el Plan y eso responde a la acción gubernamental con su equipo ministerial para responder con sus políticas, programas y planes para llevarlo a cabalidad.

Como institución educativa nuestra tarea es proveer el conocimiento y la tecnología cultural para que se realice  de forma ética y responsable.  Como nación, regiones y ciudadanos nunca fuimos escuchados  para comprender sobre las percepciones (los significados y significantes) que tenemos sobre la Soberanía, la Felicidad, País Potencia, Paz y Justicia de los pueblos y Madre/Tierra  como palabras claves para profundizar que sentipensamos acerca de ello, independientemente de nuestros posturas pero identificar las representaciones que tenemos sobre esto, crea o no las condiciones subjetivas que van a dar concreción o condiciones objetivas del Plan.

Un país se construye desde la conciencia, desde lo que sentipensamos y esto nos lleva a movilizarnos, a participar y a organizarnos.

De no hacerlo, como hasta ahora ha sido así, el poder político, educativo y cultural  actuaría en paralelo a los imaginarios y representaciones sociales desde su concepto original acerca de las cosas que nos rodea o para sí mismo como pueblo y ciudadanía.

La UBV como “Casa de los Saberes” y el CESyC desde su labor de producir investigaciones en el ámbito cultural  no podemos quedar al margen de esta situación que convertido en fenómeno real, vivimos una situación donde podemos fragmentarnos aún más, por tanto distraernos en la intención de los objetivos a alcanzar, dispersarnos en las luchas y batallas que necesitamos dar  en todos los ámbitos sociales para contribuir en el desarrollo desde adentro y disiparnos hasta  ocuparnos solamente de las contradicciones, incoherencias y vulnerabilidades cuando estamos en estado de indefensión, como así lo viene haciendo la guerra económica que viene afectándonos a todos, sin excepción.

Necesario es asumir que los 5 Objetivos históricos como utopía creadora, liberadora y transformadora se hacen eutopia cuando son los saberes, las creencias, las percepciones, las prácticas que en forma de fe y voluntad, de motivación y acción, de anhelo y esperanza para alimentar y nutrir la existencia para una presencia despierta y consciente del propósito histórico a dar en cualquier espacio social.

En este sentido, recordamos los objetivos históricos pero con una sencilla caracterización de lo que viene ocurriendo en estos últimos años, donde frente al objetivo por alcanzar se observa un discurso ausente y que es necesario hacerlo emergente, pero desde las voces y miradas locales, regionales y nacionales:

I. Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años; la Independeica nacional.

“¡Conciudadanos! Me ruborizo al decirlo: la independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de los demás. Pero ella nos abre la puerta para reconquistarlos bajo vuestros soberanos auspicios, con todo el esplendor de la gloria y de la libertad”. Bolívar, Bogotá, enero de 1830.

POR ALCANZAR Y LO QUE AÚN NOS DEMUESTRA QUE NO LO HEMOS ALCANZADO

Soberanía Alimentaria

  • Desabastecimiento, colas para adquirir algunos alimentos, bachaquerismo

Soberanía Mediática

  • Control del territorio de la mente y del corazón a través de la programación sistemática de los medios de comunicación que soslaya la independencia e identidad nacional y nuestrAméricana.

Soberanía Petrolera

  • Dependencia al petro-dólar, vivimos de las importaciones, debilidad en la política del desarrollo hacia adentro y primero nosotros (desarrollo endógeno)

Soberanía Tecnológica

  • Nuestros profesionales y universidades no ven aún necesario desarrollar tecnología para nuestras necesidades e intereses en materia de producción en todos los rubros. Productores, emprendedores, innovadores, cultores, artistas de alto compromiso con la Patria, con ética social, responsables y con capacidad de decidir soberanamente son invisibilizados por empresarios/comerciantes corruptos que solo buscan la apropiación de mano de obra barata, obtención de dólares para sacarlos de país y resultan para muchos venezolanos modelos a seguir.

Soberanía Territorial

  • La guerra de cuarta generación nos obliga a enfocar nuestra artillería a nuevos discursos y acciones que distintos y  profundos a los que usa el sistema mundo capitalista con su brazo terrorista, imperial y desestabilizador debe encaminarnos a nuestras propias estrategias desde la Paz y justicia de los pueblos, teniendo como principio nuestra propia geografía con nuestros propias formas diversas de vernos y encontrarnos.  No se puede negar que la división, la manipulación, el dominio del dólar y la invasión de estilos de vida diversos a nosotros ya forman parte de nosotros. Su tecnología mediática no tienen fronteras y ni siquiera las leyes actuales pueden sancionar o impedir las acciones de estas si no es por el camino de pueblos despiertos y consciente de su potencial libertario y decisorio desde su identidad cultural originaria.

II. Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la “mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad”, para nuestro pueblo.

“No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica”. 1928, José Carlos Mariátegui.

POR ALCANZAR Y LO QUE AÚN NOS DEMUESTRA QUE NO LO HEMOS ALCANZADO

Felicidad como venezolanos desde nuestras improntas históricas

  • Persiste entre nosotros los venezolanos y venezolanas las improntas culturales de la colonialidad y de la modernidad, así como las del mundo originario indígena y afroamericana. El discurso mantuano, el moderno, lo salvaje como lo caracteriza J. M Briceño Guerrero en su obra El laberinto de los Tres Minotauros (1967).

  •  ¿Cuál venezolano (a) no le gusta ser tratado como gente VIP? Eso es la actualización del ser mantuano. Y ¿eso es malo o es bueno? ¿Quién no desea que los servicios públicos y privados sean los mejores y nos traten con humanidad. Ahora bien ¿Cuánto venezolanos usan y buscan padrinos y madrinas para obtener beneficios? ¿Cuántos terminan en hacer uso del nepotismo público y privado?  Se trata de reconocernos en ellas y no negarlas y observar el problema cultural que tenemos como pueblo. Igual el discurso de la Modernidad, cada uno puede observar que la eficacia y eficiencia es algo bueno para que los servicios y los productos sean de calidad y nos haga sentir chéveres. Pero cuando se nos pide que nosotros demos un servicio, nos comportamos como dueños del cargo y olvidamos que fuimos contratados para dar lo mejor de sí. Ahora referente al discurso salvaje, Briceño lo divide en dos: la impronta indígena y africana. Salvaje porque responde a lo original que somos libres sin condicionamientos de los anteriores. El indígena se reconoce parte de la Madre Tierra y el afroamericano con su alegría, su capacidad de trabajo y de alternativas diversas a la esclavitud encontró en las rochelas, la libertad y convivencia con los indígenas, al margen del mundo colonial. ¿Quién de nosotros no nos vemos allí convocados para realizarnos como seres libres y autónomos para desarrollarnos con nuestras propias entidades culturales?  Ahora bien como todo tiene un límite: No podemos mantenernos al margen del mundo simbólico del capitalismo tenemos que aprender a crear nuevas formas para mantenernos felices y capaces de luchar para subvertir el orden establecido, creando las nuestras

Felicidad individual y colectiva como derecho y deber

  • No hay felicidad individual sin la colectiva. Pero tampoco la hay colectiva sin la individual. Hoy se nos presentan modelos donde hacen énfasis en uno solo. No es conveniente fragmentarnos, necesario es darnos cuenta que en ambas debemos hacer un ejercicio directo como bien la constitución así lo establece en los derechos y deberes como ciudadanos. Pero que aún no hemos llegado a comprender a todos los niveles. Aún persiste mentalidades donde se espera del mesianismo político o empresaria y disminuye las posibilidades de fortalecimiento de los individuos y colectivos. O simplemente se cooptan sus esfuerzos y luchas.

Felicidad desde la ética y responsabilidad social

  • Es indiscutible los principios y valores orientados al ser social como base para la defensa de los valores individuales y colectivos. Son muchos los saberes hegemónicos que se orientan y se inclinan hacia lo fácil, rápido y cómodo y que merman y destruyen los bienes espirituales y materiales de los pueblos y sus fortalezas identitarias  producidas por nuestro acervo cultural. Basta observar la violencia familiar, la  inseguridad, de reconocer nuestra mirada entre el buen vivir todos vs. el vivir mejor que otro, la débil cultura socialista en nuestras instituciones, el sálvese quien pueda que ha venido ganando espacio frente a la situación crítica a nivel nacional  dada la incapacidad productiva del país o el desvío de nuestros alimentos. Contradicciones entre el discurso y el hacer político y económico. La desesperanza aprendida del pueblo independientemente sea de un partido u otro. Debemos interesarnos por todos, no excluir a nadie, incluso el que se excluye. Pero esto sucede cuando la moral y las luces no, los valores que asumimos y el conocimiento que tenemos no está a la altura de las realidades que vivimos.

Felicidad producida por los bienes espirituales y materiales

  • Si las condiciones subjetivas favorece condiciones objetivas. También las condiciones objetivas contribuyen a mantener en alto nivel las condiciones subjetivas para el bien y provecho de lo humano. Los vaivenes de los precios petroleros nos hace vivir condiciones de vacas gordas y de vacas flacas. No hemos aprendido a desarrollar un sistema productivo que nos permita mantener el equilibrio interno, independientemente de las crisis que impone el sistema mundo capitalista para debilitarnos como pueblo. A veces se mantienen conciencias mágicas e ingenuas que solo contribuyen a esperar lo que nunca será si no nos prepararnos a producir para nosotros y desde lo que tenemos, queremos y podemos.

Felicidad producida como consumidores y usuarios de los productos y servicios

  • En la sociedad capitalista buscan mantener altas las expectativas de los consumidores respecto a los productos y servicios que ellos producen y venden. Productos y servicios que no siempre responde a las necesidades ni primarias ni secundarias. Pero generan necesidades ficticias que las personas van a preferir y hacer uso en su poder adquisitivo que cada vez es menor por el impacto de los precios que imponen las trasnacionales. A veces la política de los aumentos salariales y sueldos resultan medidas de poco impacto frente a los procesos desestabilizadores de los precios que van cada día a mas altos y con productos cada vez más pequeños, que requiere la compra de dos.

III. Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América.

POR ALCANZAR Y LO QUE AÚN NOS DEMUESTRA QUE NO LO HEMOS ALCANZADO

No tenemos una:

  • Participación protagónica y corresponsable como ciudadanos. Que se debatan los temas públicos, que propongan proyectos y estos sean asumidos por el Estado, que hagan crítica y actúen y ejerzan su poder ciudadano en todos los ámbitos que la Constitución de la República Bolivariana lo establece.

  • Participación protagónica y corresponsable como innovadores con proyecto soberano. Nuestras universidades no potencia el talento y pasión de los estudiantes para crear e innovar si no los prepara para ser uno mas del sistema laboral.

  • Participación protagónica y corresponsable como productores en todos los rubros necesarios. Nuestras universidades públicas viven al margen de las necesidades del pueblo. La investigación no está para responder a las necesidades de producción para garantizar a las regiones por igual todos los rubros y productos que necesita para su buen vivir.

  • Participación protagónica y corresponsable como cultores, artistas, poetas, comunicadores y educadores. ¿Cuánto potencial en las artes, la música, el teatro, la pintura, la danza, la palabra, la poesía, la canción, la artesanía, la recreación, la radio, la tv, el cine pueden ser inspiradores de una nueva conciencia del potencial humano?

  • Participación protagónica y corresponsable como emprendedores con ética y responsabilidad social. Acostumbrados a empresarios y comerciantes que dan cuenta al aparato productivo capitalista y transnacional son pocos quienes demuestran su capacidad de invertir y de su compromiso con el país.

  • Participación protagónica y corresponsable como consumidores conscientes.

  • Un país Potencia no será si no potenciamos al ser humano en su pasión y talento por desarrollar. El conocimiento y la tecnología que produzcamos favorecerán que como ciudadanos podamos garantizar productos y servicios de calidad y que como consumidores aprendamos adquirir lo nuestro. Ser innovador, productor, emprendedor, cultor y artista, incluso ciudadanos  siempre han sido promovido por el sistema capitalista pero para responder con su agenda. Nosotros necesitamos ser país potencia con un pueblo formado para ello.

  • Nuestros imaginarios son de ciudadanos y consumidores de productos y usuarios de servicios, sobre todo los que hacen vida en las grandes urbes. Las universidades tenemos un rol importante en crear las bases del país potencia; hombres y mujeres innovadores, productores y emprendedores. Ni siquiera las universidades privadas están pensando en ello. Ellos preparan gente para mantener su status económico para que luego emigren a otros países. Somos el pueblo quienes mantenemos a los comerciantes que se presentan a dialogar con los representantes del gobierno como empresarios. ¿Como pueblo potencia nos estamos organizando para superar la situación actual? Tanto el pueblo chavista como de la oposición hacemos la misma cola. Observemos y escuchemos simplemente la situación de nuestros estudiantes y sus familias. ¿Hace falta explicar esta complejidad? Lo que necesitamos ahora es ponernos a crear una agenda de País Potencia.

IV. Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria.

POR ALCANZAR Y LO QUE AÚN NOS DEMUESTRA QUE NO LO HEMOS ALCANZADO

  • Estos últimos años hemos dado muestra de ser un pueblo de paz, a pesar de los intentos de violencia de grupos que la han generado. Esto ha generado zozobra y desasosiego en las personas en forma de depresión, ansiedad y angustia. Pero también los medios han tenido una responsabilidad de aupar conductas alienantes y crear rupturas entre los venezolanos. Nuestro día a día se ve perturbado por  anomalías antisociales que lamentablemente se están naturalizando como parte de una realidad que requiere más bien una lucha frontal de parte de todos los sectores de la sociedad. Corrupción, sicariato, violencia de todo tipo, inseguridad, pobreza extrema, narcotráfico, prostitución femenina y masculina e impunidad sistemática, etc.

  • No podemos ser anunciadores de paz planetaria ni en NuestrAmérica hasta que no retornemos a lo mejor de nosotros y que inspirados “en la visión de armonía que caracteriza la cosmogonía de nuestros pueblos indígenas originarios, y en la concepción bolivariana” podemos superarnos como pueblo. Aprendamos a ser justos unos a otros. Urgente es recrear nuevos imaginarios que nos ayuden a subvertir este orden establecido desde el hogar, pasando por la escuela, por las comunidades y organizaciones hasta llegar a las Instituciones públicas y privadas. Si  somos capaces de afrontar desde el conocimiento esto podemos superar en el tiempo la situación actual.

V. Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

  • Depredación de los recursos bioenergéticos y degradación de lo humano ha sido tarea del sistema mundo globalizado para tener control y dominio de ambos. Venezuela cuenta con grandes riquezas bioenergéticas, que las transnacionales aspiran su posesión a costa de todo a través de sus lobbies. Un pueblo distraído y que olvida de dónde venimos y quiénes somos (nuestra impronta indígena) le va a resultar más difícil implementar luchas y movimientos para asumir de una vez por todas nuestra primera naturaleza, ser hijos de la Madre Tierra y por tanto guardianes de ella. Es débil nuestra cultura venezolana en este aspecto, aún cuando las mayorías tenemos ascendientes lejanos y cercanos indígenas, frente a políticas reales se nos están despojando de nuestras riquezas naturales y nuestros pueblos indígenas están ausente con su discurso y formas de ver el mundo desde la armonía Madre Tierra y Humanidad.

Como investigadores comprometidos con el pueblos ¿Podemos hacer algo en función del conocimiento y creación de nuevas tecnologías para construir nuevas realidades a partir del reconocimiento y valoración de los saberes y prácticas que tenemos?

Reconocemos que las transformaciones requieren tiempo y se ejecutan en procesos de larga duración siempre y cuando estos van direccionados por un liderazgo compartido.

A las universidades públicas nos compete conocer en profundidad lo que sentipensamos las personas y cómo enfocamos las cosas en la palabra y en la acción. Se parte de allí para fomentar el cambio. Se trata de valorar lo que reflexiona la gente, sus puntos de vista, sus maneras de enfocarse frente a valores concretos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s